Amanece un nuevo día…

Hola de nuevo, son las 04:24 horas del 6 de Febrero de 2018, y como en muchas otras ocasiones a lo largo de mis años y sobre todo de un tiempo a esta parte, mi descanso nocturno brilla por su ausencia… apenas sí dormiré tres-cuatro horas, y esta noche especialmente algo me “aprieta” por dentro, y lo agradezco de alguna forma, porque por ello ahora me encuentro escribiendo, por fin, después de que la gripe tocara a nuestra puerta la semana pasada y esté aún purulando en el ambiente… Bombón cayó malita, ahora ya está recuperada gracias a Dios, y yo, como soy tan tan tan solidaria, parece que en ello estoy, pero nada que no tenga solución; cuatro toses y un jarabe y lista para seguir adelante, siempre…

Porque AMANECE UN NUEVO DÍA…. y hay que disfrutarlo, al menos intentarlo, claro que sí!

No sabía muy bien qué iba a ponerme a contar en estos momentos, creía que relataría cosicas que nos han ido pasando estos últimos días (antes de empezar a contar todo lo vivido en esta aventura), pero hace un momento me he “autosorprendido” porque de repente he cogido la grabadora de mi móvil y me ha salido un poema, bueno o una poesía, bueno o no sé cómo llamarle -quizá su nombre exacto sería “declaración de sentimientos profundos”-, pero lo que sí está claro es que es sobre el cáncer; llevo años sin escribir poesías ni poemas, tampoco tengo muchos, y lo cierto es que la primera vez que escribí el primero fue hace más de veinte años, y recuerdo que también en aquel momento sentí “esa apretura interior” que me hizo coger un lápiz y un cuaderno y las palabras fluyeron por sí solas. No sé si lo hago bien, mal o regular, tampoco me importa realmente; lo que sí me importa es cómo me siento después …. sensaciones muy variadas, algunas entremezcladas como ahora, que me siento como algo más liberada interiormente, triste y feliz a la vez…

Hace como dos o tres días, cuando paseaba con nuestra peluda, nuestra perra (de la que aprovecho para decir que es más lista que el hambre y que nos mima en nuestros peores momentos -suena raro, pero es así, nos mima y nos da abracitos de repente, como si supiese que lo necesitas como el respirar-), comenzó a surgir en mi cabeza este poema con dos o tres frases, pero al no tener papel ni lápiz en esos momentos, creía que acabarían por olvidarse en mi memoria, y lo más probable es que así hubiese sido sino llego a tener esa “apretura u opresión” por dentro de hace un rato.

Quizá me ha influído también que el pasado domingo, día 4 DE FEBRERO, fue el DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER y pensé en ponerme a escribir, pero pasé la mayor parte del día recuperando fuerzas, porque me dejan algo k.o. los trancazos, gripes y otros virus que últimamente me cogen cariño y se quedan haciendo compañía más tiempo del que quisieras.

Aquí transcribo la grabación que he hecho hace un momento…

C Á N C E R “

uando nos confirman ese resultado, que no quieres escuchar,

unque sospechas lo que es con mucha seguridad

o sabes qué sentir, no sabes qué pensar…

uando esto sucede, cierto es que los miedos aparecen

y los sueños e ilusiones se desvanecen…de cuajo…

E ntonces, tienes que tomar una decisión…

hundirte, o pelear…. La

R espuesta está en tu interior…

Quieres demasiado a tu gente,

quieres demasiado a la VIDA,

te quieres demasiado.

QUIERES VIVIR!!

Tienes una niña pequeña, por la que luchar,

a la que quieres ver crecer..

y ENTONCES DECIDES PELEAR, LUCHAR, MACHACARRRR AL “BICHO”!!

La suerte, es que, te sientes muy querida,

eres TREMENDAMENTE AFORTUNADA,

estás muy rodeada de AMOR, lo que TE HACE EL CAMINO MÁS FÁCIL.

Los seres queridos que te apoyan, ríen y lloran contigo,

facilitan esa lucha.

SE PUEDE! SABES QUE SE PUEDE!!

LA SUERTE, ES QUE SE HA PILLADO A TIEMPO…

No sé cómo me sentiría de no haber sido así…

Aún así, después de dos años de habérmelo notado,

de haberme encontrado esa “hendidura” en mi pecho derecho,

aun así, de que dentro de unos meses hará dos años que comenzó la operación, y luego el tratamiento de quimioterapia y el tratamiento de radioterapia,

aún así… LOS MIEDOS NO DESAPARECEN…

Pero sí que VALORAS TODO MUCHO MÁS,

a pesar de que yo, por las circunstancias de mi vida,

aprendí a valorar todo, muy jovencita…

a los dieciséis años,

y luego a los diecinueve…

y luego a lo largo de esas subidas y bajadas que,

que la vida te pone delante,

APRENDES A APRECIAR LA VIDA, APRENDES A APRECIAR…

QUE NO MERECE LA PENA ESTAR ENFADADO CON NADIE, NI ODIAR, …

pero no me refiero al cáncer;

me refiero a cuando te sucede algo…

APRENDES A VALORAR HASTA LAS COSAS MÁS PEQUEÑAS QUE LA VIDA NOS OFRECE A DIARIO,

como la risa de un niño,

el cantar de un pájaro,

el movimiento de las flores, con esos colores tan preciosos,

o cuando se les pone una mariposa encima, con su aleteo, …

y el olor a mar..

y el ruido de las olas… ruido no…. el sonido… tremeeendo sonido de las olas,

con su FUERZA,

…, …., ….

HAY QUE VIVIR EL MOMENTO!!!

Y las cosas ocurren por algo…

Como me ha recordado la televisión hace un momento,

Charles Chaplin decía que “LA VIDA ES UNA OBRA DE TEATRO”…

Por eso hay que…

que improvisar… ante las desavenencias,

hay que vivir y disfrutar

cada momento de nuestra vida.

HAY QUE DISFRUTAR EL DIA DE HOY!!

ME SIENTO AFORTUNADA  🙂

 

Besos.-

(Ninguna Estrella está sola, 06-02-18)

(“Declaración de sentimientos profundos – Poema 1”)

 

Acabo de leer lo que acabo de escribir, y he decir que también tuve cáncer en mi pecho izquierdo, pero el de la mama derecha es el que contenía al “pequeño cabrón” como yo le llamo, incluso así lo nombro cuando voy al oncólogo, y así es como lo voy mencionar cuando vuelva a referirme a ese pequeño bultito, diminuto, pero con mala leche, que llegó sin avisar y sin pedir permiso, pero que POR SUERTE, y tal y como he descrito en mi “Declaración de sentimientos profundos” anterior, SE PILLÓ A TIEMPO, con lo que ….. ¿cómo no voy a repetir una y mil veces lo AFORTUNADA que me siento??

Sin duda, he vuelto a nacer…

Por todo lo anterior, no puedo dejar de añadir que NO ESPEREMOS QUE NOS VISITE UNA ENFERMEDAD PARA VALORAR LA VIDA, PARA APRECIAR LO QUE TENEMOS, PARA VIVIR EL HOY CON TODA LA INTENSIDAD POSIBLE…aunque a veces a mí se me llegue a olvidar….

Pues no!!!!

ESTAR AQUÍ es el MAYOR REGALO QUE PODRÍAMOS TENER, Y ADEMÁS, ES UN REGALO DE LUJO!!

Porque AMANECE UN NUEVO DÍA…. y hay que disfrutarlo, al menos intentarlo, claro que sí!

🙂